Una experiencia etnográfica marcial: Entrenando sambo

La etnografía es un método de las ciencias sociales que busca la integración de un investigador en un grupo social específico. En esta integración, el investigador tendrá que asimilarse y adaptarse a la cotidianidad del grupo. También se tendrá que escogen un centro de estudio o fenómeno social característico a estudiar dentro de esa comunidad. Si quieres conocer un poco más sobre la etnografía puedes ver ¿Qué es la etnografía? 

¿Etnografía en un ambiente de artes marciales?

Son etnografías quizás algo poco comunes en el ambiente antropológico pero que han ido agarrando fuerza con respecto a nuevas investigaciones. ¿Por qué hacer una etnografía en un ambiente de artes marciales? esto es un campo que en lo personal siempre me ha llamado la atención (una decisión subjetiva pero que siempre está presente en todos los investigadores).

Escogí un pequeño club de Sambo (arte marcial ruso) ubicado en una escuela de secundaria -o bachillerato- ubicada en la zona de El Silencio en el centro de la ciudad de Caracas, Venezuela. Cambie varias veces mi temática de estudio dentro de la comunidad del club, al final opté por investigar los efectos positivos sociales que proporcionaba el sambo a través de su práctica constante.

¿Qué es el sambo?

Para poder comprender mejor el relato de la etnografía hay conocer acerca del sambo. El sambo es un arte marcial de origen ruso. Su creación va de la manos del antiguo dirigente de la Unión Soviética, Lenin. El mandatario político había encargado a un grupo de investigadores sobre artes marciales con el objetivo de diseñar un nuevo método de combate para las  defensas soviéticas (militares, policías, detectives). Este grupo de investigadores viajaron por el mundo, y en especial por las distintas regiones de la antigua Unión Soviética, sobre todo en la región actual de Georgia. Recopilando así una gran cantidad de técnicas.

Así el sambo nace. Muchos profesores de sambo afirman que el sambo es un sistema de lucha abierto que admite y adapta casi cualquier técnica. pero hablando en términos muy amplios y generales existen varios estilos de sambo: sambo militar (es usado con objetivos militares y cuenta con una gran variedad de golpes, desarmes, proyecciones y luxaciones), combat sambo (muy parecido en estilo de combates a los actuales torneos de MMA o artes marciales mixtas). Este incluye movimientos de boxeo, judo, Kung fu y karate. Pudiendo golpear, proyectar y estrangular en un mismo combate) y el sambo deportivo (muy parecido al judo o a la lucha grecorromana, este está basado en técnicas de judo, luchas autóctonas de la antigua Unión Soviética y de Europa del este. No se permiten golpes, patadas ni estrangulaciones. Solo proyecciones e inmovilizaciones, y palancas de piernas, codo y hombros. Estos dos últimos estilos de sambo son más practicado por los civiles. Cuentan con competencias nacionales e internacionales.

Ya que vimos un poco sobre la historia y tendencia del sambo podemos continuar en la etnografía. Me dirigí hacía dicha academia de sambo, entable una conversación con el profesor de sambo el cual aceptó recibirme (ya nos habíamos conocido anteriormente, pues entrené con él en ese mismo lugar) para hacer mi estudio etnográfico.

Las primeras semanas llegaba temprano, ya que esto era una ventaja porque encontraba al grupo de practicantes (en su mayoría jóvenes) a la espera del profesor. Este momento era muy importante ya que en esta espera se formaba un pequeño espacio social donde los practicantes comentaban su día, experiencias, gustos y demás. Los jovenes ya me conocían  pero habían otros que no. De igual manera, el profesor había explicado que mi presencia se debía a un estudio universitario.

Después de interactuar con los integrantes del club de sambo, me sentaba en una esquina y empezaba a anotar lo sucedido durante el entrenamiento, todo sobre ello, las rutinas de calentamiento, estiramiento, después prácticas repetitivas sobre técnicas. Terminando las clases una sesión de combates y para finalizar la clase una sesión de relajación muscular. Generalmente este era el esquema de entrenamiento del club. Algo peculiar que noté fue la falta de ejercicios musculares. Le pregunté al profesor acerca de la carencias de estos ejercicios y me explicó la situación. Me dijo que mandaba esos ejercicios debido que: “los muchachos en su mayoría estaban mal alimentados debido a la crisis económica que enfrenta Venezuela“. En otro artículo explicaremos con más detalle sobre los movimientos usado en los entrenamientos.

Algo particular ocurrió los primeros días cuando estaba anotando las rutinas de entrenamiento. Se me acercaban varios jóvenes preguntándome: ¿Qué haces? ¿Qué estás  anotando? Les expliqué con mucha calma que estasba realizando una investigación, una etnografía. De la variedad de jóvenes practicantes de sambo (entre 5 y 10 alumnos) estaba un compañero llamado Alejandro quien figuraba como “informante” (término etnográfico que describe a la persona que te  informa sobre detalladamente acerca su comunidad) aunque si estás haciendo etnografía en un barrio, te sugiero que no uses ese nombre, pensarán que trabajas con la policía.

Después de tanta mirar y anotar, pase a la observación participante. Aquí es donde empecé a entrenar con los muchachos. Hacía tiempo que no hacía un ejercicio físico fuerte. Los primeros días de entrenamiento me costaron, cuando amanecía el siguiente día, me dolía todo el cuerpo (reacción normal cuando llevas días sin entrenar) aunque con las semanas empecé a adaptar mi cuerpo.

Entable muchas conversaciones casuales, pero que giraban discretamente hacia mi tema de investigación. muchos jóvenes expresaron su opinión, esta quedada en mi mente y apenas podía anotarla lo hacía.

Algunas de las apreciaciones respecto a la práctica de sambo fueron:

“El sambo me ha dado confianza ya que aprendí a defenderme y eso me ha dado mucha confianza”

“He conocido muchas personas nuevas aquí, hice muchos amigos sino estaría en mi casa haciendo poco y estando aburrido”

 

La información más precisa la tuve gracias a las entrevistas:

Entrevistas: 

Las entrevistas las realicé en una sesión final, después de los entrenamientos me les acerque a varios integrantes del club y les comenté si podía hacer preguntas relacionadas con el deporte, me dijeron que sí. Las entrevistas fueron grabadas. El primero fue Moisés, un joven practicante de sambo.

Moisés

Investigador: ¿Consideras que el sambo te ha cambiado?

Moisés:  eh…. Si yo antes era muy, antes de aprender sambo yo eh…  como que muy eh.. me enojaba con facilidad. El sambo me hizo catalizar toda esa rabia e ira … y lo que hacía con ella era como redirigirla a las prácticas de sambo y a los combates.

Investigador: ¿Cuáles son los aspectos positivos que has notado después de practicar sambo?

Moisés: me siento no más confiado porque tampoco me voy a poner  a estar peleando por ahí y sabiendo que no voy a ganar pero si me ha ayudado mucho a que si antes lo que ahora se llama bullying, bueno antes querían hacer mucho bullying, a mí nunca me lo hicieron pero antes yo veía cómo le hacían bullying a otras personas y no me (…) no me ponía a separar a otras personas  porque sentía que en cualquier momento la podían agarrar contra mí, entonces ahora puedo ayuda las personas que les hacen bullyng sin el miedo que me puedan lastimar a mi o hacerme daño.

Analizando con lo descrito por Moisés (estudiante de sambo y cursante de 4to año de bachillerato) vemos que el sambo como deporte sirve como mecanismo para drenar frustraciones causadas por diferentes factores de la vida social. La vida social moderna conlleva una serie de contratiempos que generan estrés y éstos quedan almacenados en nuestra psique. La sociedad busca distintos mecanismos para desahogar estas fuerzas de estrés almacenadas por la dinámica de la vida moderna. Uno de estos mecanismos es el sambo y se puede tomar como una de las principales razones de sus prácticas en muchos de sus estudiantes.

 

 

Las fotos tomadas fueron descargadas de un banco de imágenes, más no representan el club estudiado.

Si deseas colaborar con nosotros y apoyar la producción de conocimiento antropológico puedes hacer una donación a través de PayPal.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Emilio Lopez

Tesista de la escuela de Antropología de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Deja un comentario

Specify Facebook App ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Facebook Login to work

Specify Twitter Consumer Key and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Twitter Login to work

Specify LinkedIn Client ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for LinkedIn Login to work

Specify Instagram Client ID in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Instagram Login to work

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *